Punto Medio | Equilibrio Informativo

Mérida, Yucatán 18/Dic/2014 17° C

Armando José Gamboa Vargas, toda una vida en la seguridad aeroportuaria

 Los conocimientos adquiridos en la corporación policíaca del estado fueron pieza clave para que el actual administrador del aeropuerto de Minatitlán, Veracruz, Armando José Gamboa Vargas, ostentara por 17 años el cargo de jefe de seguridad del Aeropuerto Internacional de Mérida, cuyo espacio aéreo está completamente blindado como establecen las normas oficiales mundiales.

El entrevistado recordó que cuando el comandante Roger Barroso Cicero se fue a México a capacitarse, en 1995 lo contratan como jefe de seguridad y en el 2005 lo nombran gerente de operaciones y seguridad, lapso en el cual asistió a varios cursos para poder hacerse cargo no sólo del sistema de seguridad, sino del cuerpo de bomberos, y de operaciones en general, responsabilidades que desempeñó hasta hace unos meses al ser enviado como administrador del aeropuerto de Minatitlán, Veracruz.

Por cierto, reveló que desde el año 2000 obtuvo el certificado como instructor en materia de seguridad aeroportuaria a nivel nacional.

Recordó que a la policía del estado ingresó en 1984 hasta el año de 1991 donde comenzó como empleado, y ascendió a jefe de sección, a jefe de oficina, jefe de departamento, subdirector y cuando cambia de dirección a secretaría, ascendió a director.

Gamboa Vargas dijo que una de sus experiencias más satisfactorias es conocer la legislación internacional en materia de seguridad, lo que le ha permitido participar en la logística y recepción de funcionarios de estado tanto nacionales como extranjeros, incluso de expresidentes de Estados Unidos, La Habana, Cuba, Japón, la cumbre Puebla-Panamá, operaciones que le permitieron entender que en materia de seguridad hay todo un sistema y una coordinación que les permite actuar de manera efectiva y adecuada, que para la población en general son aspectos que pasan desapercibidos.

Señaló que para evitar fugas o posible fallas de manera continua se realizan simulacros, ensayos o prácticas todo con el fin de sellar el especio aéreo con base en las normas internacionales de navegación y con el apoyo de equipos modernos y digitales.

Señaló que en el aeropuerto de Mérida se han dado casos como secuestros de naves, aterrizajes de emergencia, pero en ninguno de esos casos le tocó actuar de manera directa y hasta donde tiene entendido tampoco se han registrado hechos fatales o graves.

Comentó que trabajar de manera coordinada con elementos del ejército mexicano, la policía federal preventiva, protección civil y otros organismos que integran el consejo estatal de seguridad aérea, fue un reto importante en su relampagueante carrera en la aviación civil, metas que no se hubieran podido alcanzar sin la colaboración de todos y cada una de las personas que integran la comunidad aeroportuaria en Yucatán

Comentarios usando Disqus